Almagestalt en facebook
Myriam Delfini en Youtube
Myriam Delfini en Twitter

 

 

 

 

 

 

Terapia Gestalt

 

 

 

Fritz Perls

 

 

 

La terapia Gestalt, fue desarrollada después de la Segunda Guerra Mundial por Fritz Perls y su esposa Laura Fritz consideró que la raíz de los trastornos psicológicos podía estar en la incapacidad de las personas de integrar exitosa y acertadamente las partes de su personalidad en un todo saludable.


Perls era neuropsiquiatra, pero ciertas discrepancias con los métodos y teorías freudianos lo llevaron a crear su propia línea terapéutica.

 

Las fuentes de su método pueden encontrarse en Karen Horney y Wilhelm Reich, el existencialismo (Martin Buber y Paul Tillich) y la fenomenología (Edmund Hüsserl), de donde tomó las ideas de "libertad" y "responsabilidad", la de la inmediatez de la experiencia y la del papel del individuo en la búsqueda del significado de su vida.

 

Aplicó los principios de la terapia gestáltica al postular que las personas emocionalmente saludables organizan su campo de experiencia en necesidades bien definidas que les sirven de referencia a la hora de organizar su conducta.

 

Las personalidades neuróticas interfieren con la conformación de la gestalt apropiada y no llega a adecuarlas con sus necesidades.

 


Perls, consideró que la raíz de los trastornos psicológicos podía estar en la incapacidad de las personas de integrar exitosa y acertadamente las partes de su personalidad en un todo saludable.

 

En la terapia el Facilitadora anima al cliente a vivenciar sus emociones y reconocerlas por lo que son en realidad a través de la percepción ingenua y la experiencia inmediata.

 


Fritz llegó a Esalen a California, donde creó la escuela y el estilo actual de la terapia Gestalt que pretende resolver los conflictos y ambigüedades que provienen de la dificultad para integrar las configuraciones de la personalidad.

 

Su papel es lograr que el sujeto de terapia se haga consciente de sus sensaciones significativas hacia sí mismo y hacia su entorno, de suerte que pueda responder plena y razonablemente a cualquier situación.

 

La clave es enfocarse en el "aquí y ahora", no en las experiencias del pasado, y una vez situados en el "aquí y ahora" puede enfrentar conflictos pasados o asuntos inconclusos –las llamadas gestaltes inconclusas, o cosas sin llevar realmente a término, desde funciones muy elementales a cierre de ciclos.

 

Las bases de la Gestalt son el aquí y el ahora, lo obvio y la toma de consciencia ("darse cuenta") de lo que hacemos realmente en nuestras vidas, cómo lo hacemos y qué es lo que queremos o necesitamos en realidad (y cómo podemos conseguirlo).

 

La propuesta de que todo lo que percibimos es el resultado de procesos organizadores, de carácter no innato, y por tanto la realidad que nos rodea no es absolutamente determinante, nos hace dueños de la libertad de percibir infinidad de realidades alternativas alterando controladamente los principios organizadores de nuestra consciencia.

 

Al igual que en otras terapias humanistas, la Terapia Gestalt es un enfoque holístico de la experiencia humana, asume la tendencia innata a la salud, la integridad y la plena realización de las potencialidades latentes, promueve la propia responsabilidad de los procesos en curso y conciencia sobre las propias necesidades y su satisfacción.

 

Esta terapia moviliza el pasado vivido por cada uno y establece un contacto con el presente y un intercambio favorable con el entorno. Cambia el "por qué" por el "cómo" otorgando perspectiva y orientación.


Utiliza técnicas vivenciales, el experimento y el laboratorio. Antepone la espontaneidad al control; la vivencia, a la evitación de lo molesto y doloroso; el sentir, a la racionalización; la comprensión global de los procesos, a la dicotomía de los aparentes opuestos.

 

La Terapia Gestalt también puede considerar una filosofía de vida en la cual, la persona asume los valores de auto-respeto, auto- responsabilidad sobre todo lo que siente, piensa y hace; honestidad y desarrollo con los pies bien firmes en la tierra, relacionándose con los demás y con su entorno de forma abierta y madura.


Como seres humanos que somos constantemente nos transformamos, tenemos la capacidad de cambiar, actualizarnos, crecer y ante todo elegir.

Elegir qué hacer con nuestra vida y sobre todo podemos elegir ser felices.

Sólo necesitamos decidirnos y tomar acción, responsabilizándonos por nosotros mismos.

Todos los seres vivos tienen la capacidad de auto-renovarse buscando siempre el equilibrio, o la así llamada "homeostasis".

Claro está que la conquista de nuestro bienestar dependerá de la conciencia que tenga cada quien de su potencial como ser humano y también de todo aquello que opaca ese potencial.

 

Tu vida es un viaje de autoconocimiento, de trabajo contigo mismo y sobre tus propias experiencias de vida. Alma Gestalt te proporciona herramientas de carácter permanente para reconocer tus motivaciones inconscientes en cada momento de tu vida.

 

Conocerte a ti mismo es iniciar un proceso de transformación personal que te llevará a:

• Adquirir más confianza y seguridad personal.

• Mejorar tus relaciones y vínculos interpersonales.

• Mejorar tu forma de ser y vivir: crecer, desarrollarte, evolucionar.

• Ampliar tus horizontes y perspectivas de la realidad.

• Clarificar tus objetivos personales.

• Potenciar tu creatividad y espontaneidad naturales.

 

El Enfoque Gestáltico (EG) es un enfoque holístico; es decir, que percibe a los objetos, y en especial a los seres vivos, como totalidades. En Gestalt decimos que "el todo es más que la suma de las partes". Todo existe y adquiere un significado al interior de un contexto específico; nada existe por sí solo, aislado.

 

El EG es esencialmente una forma de vivir la vida con los pies bien puestos en la tierra. No pretende encaminar al individuo por el camino de lo esotérico o de la iluminación. Es un modo de llegar a estar en este mundo en forma plena, libre y abierta; aceptando y responsabilizándonos por lo que somos, sin usar más recursos que apreciar lo obvio, lo que ES.

 

El EG es en sí mismo un estilo de vida; de allí que sea más adecuado denominarlo "enfoque", que es un término más amplio, en lugar de "terapia", que restringe sus posibilidades de aplicación a lo clínico.

 

 

BASES DE LA GESTALT

 

El EG ha recibido la influencia de las siguientes corrientes:

 

- El psicoanálisis de Freud, retomando y reformulando su teoría de los mecanismos de defensa y el trabajo con los sueños.

 

- La filosofía existencial, de la que rescata la confianza en las potencialidades inherentes al individuo, el respeto a la persona y la responsabilidad.

 

- La fenomenología, de la que toma su apego por lo obvio, por la experiencia inmediata y por la toma de conciencia (insight).

 

- La psicología de la Gestalt, con su teoría de la percepción (figura-fondo, Ley de la buena forma, etc.).

 

- La religiones orientales, y en especial el Budismo Zen.

 

- El psicodrama, de J.L. Moreno, del que adopta la idea de dramatizar las experiencias y los sueños.

 

- La teoría de la coraza muscular de W. Reich.

 

- La teoría de la Indiferencia Creativa, de Sigmund Friedlander, de la que extrae su teoría de las polaridades.

 

El EG no es sólo la suma o la yuxtaposición de las doctrinas y enfoques antes mencionados, sino su integración creativa, su elevación a un nuevo plano, llevada a cabo por FRITZ PERLS, creador del Enfoque Gestáltico.

 

Si todavía no te quedo claro ¿Qué es la gestalt? mira como lo explica Jorge Bucay

 

 

 

Dirigido a:

 

Todos aquellos que desean un cambio real y profundo en sus vidas. Interesados en autoconocerse y lograr cambios substanciales y reales que les permitan mejorar sus relaciones afectivas e interpersonales, además de su rendimiento profesional.
Y todos aquellos que desean crear un futuro más satisfactorio.

 

Beneficios:

 

Tener a la mano una herramienta con la cual poder utilizar las experiencias de vida en nuestro propio desarrollo y crecimiento al hacernos responsables de nosotros mismos.

 

Lograr una mejor calidad de vida, más integral y profunda y una mayor superación personal.

 

Crear y mantener vínculos interpersonales profundos y tolerantes.

 

Lograr que la espiritualidad sea práctica y real; es decir: conectar con esas partes esenciales presentes en cada uno de nosotros, pero veladas la mayoría de las veces.

 


 

 

 

ALMA GESTALT

"El Arte de Crear la Vida que Anhelas"

Facilitadora Myriam Delfini

Cervantes 1365 - Capital Federal / Buenos Aires / Argentina /

Telefono: 4566-4578 / Whatsapp 54+9+113-1321914

Email: info@almagestalt.com.ar